Regístrate para recibir nuestra cartelera.
Please wait
Martes, 22 September 2015 12:16

Extasiante Noche de Cabaret

Escrito por Gisela Tovar
Valora este artículo
(0 votos)

Crónicas del Nopal:

Extasiante Noche de Cabaret

“Madame Ur y sus hombres”.

Escrito por:     Gisela Tovar. Cronista Cultural de El Lugar del Nopal.

“Cabaretito” No. 10 y último:

Sábado 03 de octubre de 2015.

     La 9na. “Noche de Cabaretito”  de Madame Ur y sus hombres en El Lugar del Nopal y su laboratorio creativo, una vez más logró el objetivo: penetrar con profundidad en el corazón de su público.

Acompañar de enero a septiembre de 2015 los espectáculos de Madame Ur y sus hombres en  El Lugar del Nopal, ha sido un agasajo  a nuestros sentidos y una caricia a nuestra esencia.

Llega la cálida noche del 12 de septiembre; en el ambiente todo augura placer. Un público multicultural aguarda. Ella, cautiva de inmediato a su llegada; la estilizada figura se aprecia en el exquisito vestido en rosa. Sus hombres se apoderan del espacio.

Se han transformado camaleónicamente mes a mes frente a nuestros ojos y hoy lo hacen magistralmente. Para ese cometido suman un arma secreta: Aldo Guerra, Artista Visual, cómplice colaborador de sus tantos proyectos, quien creó la atmósfera jamás esperada, un placer que entró por los ojos con poder de dopar.  

Madame Ur saluda con la gracia que le pertenece; su penúltimo “Cabaretito picosito, adjetivo con que hace referencia a una de sus facetas durante el show, da inicio como  “temazcal espiritual para liberar almas y ropa, para respirar e imaginar  o mínimo, para negociar entrega…” cierra su frase con sonrisa picaresca.

 Las manos de su hombre creando y liberando música para ella, para nosotros, hacen posible que Madame Ur  entregue “su corazón incendiado de tanta pasión” en cada canción.

Entre cráteres lunares  interpreta “Becoming a man”  y  los chasquidos de sus manos expresivas se  alternan con el jugueteo  entre estribillos graves y agudos que entona con su coro improvisado ¡Qué bonito mijos!  máxima querendona y preferida de Madame Ur, con la que premia  la disposición de los participantes, confirmando que llegan a ella para sentir, para conectar, para reír…

Vitalizantes e intensos colores psicodélicos y  formas caprichosas, se apoderan  de su forma femenina mientras “Unicornia”, escrita este año, retumba en cada neurona. Ella, al darse cuenta del impacto en la audiencia responde al finalizar como cantautora: ¿Qué? Si también una tiene contenido, no es uno pura candela y gozadera! ¡Si sí hemos estado trabajando mijos! Cada noche de cabaret les estrenamos una canción…” Todos reímos recuperando el aliento.

En una mesa del fondo, un hombre de camisa veraniega y barba relajada la mira; su cuerpo se somete al ritmo a discreción mientras asiente complacido como quien se mira a sí mismo en otro cuerpo, como cuando uno se sabe haciendo algo digno de ser reconocido…Así, Edgar Guerra escucha “Song for me”, canción con la que comparte autoría con Azzul Monraz, Madame Ur.

Madame Ur y su cuerpo poseído por los rayos y relámpagos electrizantes de las imágenes de Guerra en el escenario,  hacían de  “Otoño” “Tengo miedo” “Soy feliz” “La tarde” “La duda” “Roja” “Amado”  interpretaciones de tal intensidad que lograban grabar su historia en nuestros cuerpos” esa noche acompañada de estrellas, soles y dorados majestuosos.

Ella dijo: Detente ahí que soy la chica…” y al obedecer nos dejó ver su intimidad, la que ella y sus hombres construyen con letras brujíles, nahualéscas, libertadoras, oscuras, sensuales, amorosas, valientes, arriesgadas, libres, nuevas, transformadoras, tempestivas, edificantes, torturadoras, sanadoras… “porque no todo es diversión mijos! después de todo ¿Qué haríamos las mujeres sin el “dramonón?

Cierra Madame Ur y sus hombres invitando a la descarga gratuita de su música en Fb, twitter, soundcloud, instragram vive la vida amando con pasión.

Madame Ur y sus hombres hacen tradición innovando, construyendo historia en un tiempo de fugacidad, viviendo un ejercicio de perpetuidad que al ser contra corriente logra la recompensa de ser la nueva música nuestra y sin fronteras que honra la pasión, el talento y el esfuerzo entregado.

“Que los lunares de mi cuerpo sean un mapa para que llegues a donde quieras llegar".                                                                                   Azzul Monraz.

Tijuana, Baja California, México. Septiembre de 2015. 

 

Visto 1199 veces